CRISTINA FERNANDEZ PRESENTÓ "SINCERAMENTE" EN ROSARIO ACOMPAÑADA POR SU PUEBLO 

 

 

 



La emoción en los ojos de Cristina Fernández de Kirchner reflejaba la de la gente que colmó el salón Metropolitano y las más de 25 mil personas que fueron a verla al Parque Scalabrini Ortiz. Apenas subió al escenario, lo primero que hizo fue saludar a Otilia Acuña, Madre de Plaza de Mayo de la ciudad de Santa Fe, de 99 años, que en su silla de ruedas le llevó un libro, acompañada por la militante de Hijos Lucila Puyol. "Vamos a volver", fue el canto que estalló. "Hace cuatro años exactos que no venía", dijo apenas saludó, antes de reiterar algo que contó en sus memorables actos por el Día de la Bandera, cuando era Presidenta. "Manuel Belgrano es mi prócer preferido y los recuerdos que tengo de los 20 de junio en Rosario son maravillosos", le respondió al periodista Marcelo Figueras. Fue la presentación de su libro Sinceramente, un acto político y una ceremonia amorosa.

Fue un acto de amor, y de amor se habló en el momento más emotivo. Figueras le leyó el párrafo del libro en el que Cristina cuenta que Néstor le dijo "de lo único que nunca me aburrí fue de vos". Hubo aplausos y el canto "Néstor no se murió". "La idea no era que me hicieras llorar", le dijo Cristina, antes de recordar momentos de la vida en común, política y familiar y subrayar la convicción de Néstor sobre la conducción política ejercida por quién gobierna. "El que se sienta ahí, mientras está ahí es quien debe decidir los destinos del país", era lo que pensaba su compañero.
Fue un acto político. "No vengo a Rosario desde el 20 de junio de 2015, y fijemonos cómo estamos hoy. No estoy hablando de que pasaron cuatro décadas, ni cuatro siglos. Estoy hablando apenas de cuatro años. Podríamos empezar por los índices de desocupación, por la cantidad de comercios, de pymes, de empresas, con dificultades, ni qué hablar del endeudamiento, reducido a su mínima expresión. Estábamos peleando contra los fondos buitre, que finalmente se volvió a endeudar el país. Dijeron que si hacíamos lo que ellos querían iban a venir las inversiones y lo único que volvió fue el FMI. Era una Argentina sin Fondo Monetario Internacional. Porque además, es cierto, a quién se le ocurrió firmar con el Fondo Monetario, un 20 de junio, algún día les tendremos que preguntar, ¿lo hicieron a propósito el 20 de junio?", expresó Cristina...

(frag. de la nota de Sonia Tessa en Rosario12)